Un futuro prospero solo depende un mismo pueblo , no hay soluciones magicas ni de egolatras ni de potencias extrajeras

Posted by admin
Category:

SOLO CON UNIÓN Y ESPIRITU PATRIOTICO SE PUEDE SALIR ADELANTE

Con respecto a esta máxima pienso que la unión nacional es fundamental para el futuro, para lograr ese país que soñaron los grandes hombres y mujeres que lucharon por nuestra libertad. Lejos de populismos autoritarios y oportunistas.

A los de afuera, les interesan nuestros recursos, la posición geoestratégica, que el país no sea aliado al terrorismo y llevarse a los mejores profesionales. Lo que le pase al pueblo dentro de la Argentina, en cierta forma les da lo mismo. Por ello nuestro futuro lo tenemos que hacer nosotros mismos – insertados en el mundo – pero con un proyecto para las presente y futuras generaciones, donde la educación y nuestra industria nacional sea el estandarte fundamental. En algún momento Argentina tiene que despegar y los políticos deben dejar de pensar en la próxima elección o en sus intereses personales e imprimir definitivamente un proyecto que lleve a ese despegar.

 

Si pensamos que siguiendo el mismo camino de divisiones y obstáculos constantes a los buenos hombres y mujeres la Argentina va a salir adelante, vamos a caer en otro error histórico y cosecharemos nuevamente tropiezos y lamentos, en pos del sufrimiento del pueblo argentino.

Una patria se construye no con retorica política sino con hechos concretos en beneficio de toda la población. Se construyen generando previsibilidad y confianza tanto externa como interna, para que las inversiones lleguen puedan construirse con firmeza industrias con valor agregado que potencie las economías regionales potenciando el federalismo.

Un país que premie al que invierte al que invierte, al que exporte, al que genera trabajo que destierra el sometimiento estatal y oportunista de los planes sociales. Que genera trabajo genuino que permita generar ahorros y cada uno decidir libremente en que invertir y quien aplaudir.

Solo les interesa la desunión a sectores radicalizados que lucran con la división de los pueblos, los de afuera solo quieren lo material no les interesa el bienestar de nuestro pueblo, por ello somos nosotros quienes con productos y servicios competitivos debemos salir a conquistar el mundo para dejar de exportar cuero crudo para importar zapatos como advertir Belgrano en la época de la colonia. Para ello no solo se precisan ciudadano capaces y honestos en la administración sino una diplomacia fuerte – no de café como decía el General San Martin- que salga a conquistar el mundo con nuestros productos y que sea la herramienta internacional para atraer inversiones.

La educación es un factor clave, para desterrar la esclavitud del siglo 21, que es sometimiento económico e intelectual. La confianza, a la seguridad jurídica y la previsibilidad mas allá de la bandera que gobierne son la garantía del crecimiento y las nuevas inversiones. El cambio de reglas de juego constantes son una gran traba y espanta el futuro.

Los populismos tienen el objetivo de empobrecer para someter todo a la voluntad de autoritario que lo dirige, incluso hasta la libertad y la vida es nada si la libertad se pierde. El capitalismo salvaje tiene el mismo fin, la concentración absoluta del poder económico y el sometimiento internacional.

Ninguna de estos dos sistemas que se han ido alternado en la Argentina – salvo contadas excepciones – no han hecho mas que generar pobreza y espantar inversiones.

Para finalizar considero que es fundamental repensar en este nuevo paradigma para que la Argentina sea una verdadera potencia. Debe dar herramientas para para el progreso y su función es administrar los servicios básicos para que estos sean eficientes. Un país que progresa debe velar por la tranquilidad de su pueblo, debe trabajar firmemente para colocar para dotar de recursos al poder judicial y que este ponga tras las rejas a los miles de criminales que dan vueltas por las calles y asedian en forma constante la seguridad de los ciudadanos.

Todo se puede si se tiene amor por la patria y se piensa en las actuales y futuras generaciones y no en intereses personales.

Por Diego Migliorisi

 

Deja un comentario